viernes, 10 de octubre de 2008

El proceso de hacerse "Pareja"




En las relaciones con otras personas nos conocemos y crecemos, esto es así desde el momento en el cual somos concebidos y desde el momento en el que nacemos. Esta afirmación es particularmente cierta y puede experimentarse con claridad en las relaciones de pareja.
En las relaciones de pareja podemos comprobar como el "Otro" nos sirve de espejo tanto en lo que conocemos y en lo que no conocemos de nosotros mismos, tanto las virtudes como en los que podrían llamarse defectos. Para ser más precisos, son un reflejo de nuestras limitaciones, nuestros miedos, heridas no sanadas, nuestras rigideces, nuestros puntos ciegos. El amor, siempre sana y para sanar es necesario conocer la herida, abrirla, oxigenarla y así luego curarla. Esta tarea no es lo fácil que se quisiera y es por ello que requiere de valentía.
Muchas personas entrar en crisis cuando después de un tiempo de estar en pareja comienzan a vivenciar este tipo de limitaciones personales, tanto propias como de la otra parte. Muchas relaciones se quiebran y otras simplemente continúan a ciegas tropezando una y otra vez con la misma piedra. Saber que el ámbito de la relación de pareja es uno de los más ricos en cuanto al crecimiento personal, nos dará una visión diferente a la hora de asumir las crisis que en ésta devienen.

A continuación transcribo un texto de libro "Ciclo vital de la Pareja y de la Familia" de Ernesto Rage Atala.

"Para la mayoría de los individuos el logro de la intimidad con una persona del otro sexo es una meta principal en la vida. Indica, en alguna forma, madurez y adultez, así como realización y logro personal. Es un hecho que las relaciones íntimas varían considerablemente de cultura a cultura y dentro de las culturas.
Las metas del enfoque humanista son el crecimiento de cada uno de los miembros. Este aspecto le ha sido criticado. Sin embargo, es muy importante ser persona para poder responder como tal. Es necesario un yo y un tú para poder responder como tal. Es necesario un "yo" y un "tú" para poder hacer la relación en el "nosotros".
Rogers (1981), dice que en un proceso de pareja uno de los factores más importantes para un verdadero desarrollo es que cada uno de los cónyuges progrese en su propio ser, ya que ésto reditúa en beneficio y enriquecimiento de la pareja. Es casi como decir que mientras más separados están, mayor es la posibilidad de la unión sólida. En otras palabras, si llevan a la relación inmadurez, dependencia, infantilismo...las posibilidades de hacer una relación de pareja sana son mínimas. En cambio, aumentarán las probabilidades de vivir una relación neurótica.
Rollo May (1990) al hablar del amor sostiene que se da una yuxtaposición del amor y de la voluntad. Para él, amor y voluntad son interdependientes y se relacionan entre sí. De esta manera, dice, la voluntad sin amor se transforma en manipulación; y el amor sin voluntad se convierte en un hecho experimental y sentimental.
En otro lado se su obra habla del dilema humano (1990), dice que éste emerge de la capacidad del hombre para vivirse a la vez como sujeto y objeto. May comenta la importancia que tiene conjugar ambas posiciones, pero no simultáneamente, sino como proceso que oscila entre ambas. Esa a través de esta relación dialéctica, de experimentarse a sí mismo como sujeto y objeto, lo que constituye la conciencia. Este proceso de oscilación es lo que da la potencialidad de elegir entre uno y otro; pero con la posibilidad de acentuar uno u otro aspecto, de acuerdo con las circunstancias. Ambas vivencias son necesarias para la vida del hombre, en especial para la relación de pareja.
En su obra Amor y Voluntad (1990), el autor expone, entre otros elementos, las "Crisis del amor sexual en nuestra época", que describen la mayor parte de las causas, en esa línea, de la ruptura de la relación de pareja; pero al mismo tiempo habla de los "elementos positivos del amor", que son los lineamientos a seguir en una sana relación de amor.
Franks (1988), expresa que La salvación del hombre será por medio del amor y en el amor. Esto quiere decir que el amor es la última y mas elevada aspiración del hombre. Incluye todo lo que somos, porque el amor es parte de lo humano. La gran importancia del amor es que se relaciona con todas las dimensiones de la persona.
Las diversas vivencias, como el gozo y la frustración, la entrega y el desaliento, el coraje y la ternura nos hablan de aspectos del amor. No puede haber un ideal de la vida significativo si no tiene relación con la capacidad de amar.
La comunidad íntima de una persona con otra persona es el área en que los valores experienciales son especialmente realizables. El amor hace que comprendamos a la otra persona en toda su esencia, como el ser único y distinto que es. En la otra persona vemos al tú tal y como es incorporado al yo. Como un ser humano, la persona amada se hace indispensable e irreemplazable aunque no haya ninguna razón lógica para ello...El amor no es algo que uno deba merecer, es inmerecido. Es simplemente una gracia. Es también un hechizo que se refleja sobre el mundo y sobre los valores del hombre" (1965, pp. 132-133).
Para Franks, el ser humano es único, irrepetible, libre y responsable. Por tanto, no se le puede considerar como una entidad estática, sino que está en continuo devenir, en pleno desarrollo de sus potencialidades, participando en el mundo de las cosas y acontecimientos y estableciendo encuentros y diálogos con otras personas. Aquí se habla de lo único y lo común, de ser responsable de su existencias, pero de participar en la problemática social de su mundo, de crecer, pero al mismo tiempo de tener relaciones auténticas con otras personas. a través del diálogo la persona puede desarrollar ciertas cualidades humanas.
La vida de la pareja va en esta línea: nadie da lo que no tiene. La persona tiene que ser persona para poder compartir plenamente con el otro.La relación es un proceso. Cada día y en cada momento se van realizando sus potencialidades. El individuo es consciente de su autoidentidad y , por tanto, no puede ser una mera copia de un patrón social, sino que es una persona significativa por se única, singular e irreemplazable.

CONTACTO Y COMUNICACIÓN

Corey (1993), habló de la importancia de la búsqueda de un sistema en el que se restablezca el contacto y la comunicación, en el sentido más pleno de la palabra. El ha usado el trabajo experimental y directo con las parejas. Dentro de su pensamiento neo-humanista habla de tres grandes elementos para lograr esta comunicación más profunda:

  1. Aceptación y descubrimiento de sí mismo: en la relación debe fomentarse la aceptación de la pareja, que que propicia la aceptación de sí mismo. Una autoestima baja tiende a una comunicación disfuncional. Más aún, ésta es una defensa contra la baja autoestima y le permite a la persona funcionar a un nivel. De allí la necesidad que la pareja aprenda a dialogar.
  2. Eliminación de máscaras y disolución de roles: las personas empiezan en la terapia a dejar caer lentamente y poco a poco las máscaras que protegen su estructura defensiva. Se puede decir que en las parejas funcionales, aunque existen roles, estos son escogidos y aceptados por ambos y usualmente son flexibles e intercambiantes. Hay una sensación de naturalidad en las funciones. La interacción se vuelve más rica y las oposiciones se basan en las necesidades organísmicas y no en reglas.
  3. Valorización Interna: la decisión acerca de lo que está bien o mal pasa a ser evaluada desde un punto de vista interno de cada persona. El desarrollo de la pareja no implica una valoración en común, aunque ésta puede darse en muchas áreas. Como toda relación humana que sea en verdad genuina, existirán fricciones, ya que esto no es parte de la interacción, que se basa y crece no sólo en lo que tienen en común, sino también en las diferencias.
Corey, hace una invitación a comprender es estilo de amar que tiene la pareja. Para esto trata de ayudar a examinar sus elecciones y opciones, con respecto a su capacidad de dar u recibir amor. El autor asume que todos los humanos tienen la capacidad de volverse mejores amantes por la potencialidad que tiene el hombre de observar las situaciones que él mismo crea, así como qué tanto lo conducen a compartir amor. Su método es practico e inductivo. De esta manera invita a la pareja a profundizar acerca de su relación a través de un constante diálogo a través de las siguientes preguntas:

  • ¿Es nuestro amor activo o pasivo?
  • ¿Entramos y salimos de amores constantemente?
  • ¿Qué tan responsables somos de crear una atmósfera en la cual sea posible dar y recibir amor?
  • ¿Tenemos ideas románticas y poco realistas acerca de lo que debería ser el amor?
  • ¿De qué manera cambia el amor cuando nosotros cambiamos?

Su postura no es la de dar respuestas correctas o incorrectas, sino fomentar la comunicación en la pareja para que ella misma encuentre sus propias soluciones. El punto de partida, es que el hombre, y por tanto la pareja, tiene la potencialidad para poder realizar este proceso.

BARRERAS EN EL AMOR

Corey habla de las barreras para evitar amar y ser amado. Nadie da lo que no tiene. La falta de confianza en sí mismo y de autoestima constituye una de las grandes barreras. Si la persona emite el mensaje de que no merece ser amado conciente o inconcientemente, se crea una profecía en la que el temor se hace realidad. Esto puede deberse a que en cierta etapa de la vida, básicamente en la niñez, la persona se hace la idea que no puede ser amada amenos que haga ciertas cosas que se espera de ella.
Rogers habla de que esta actitud es una de las que no ayudan al crecimiento de la persona. Corey va más adelante: dice que no sólo es lo que los demás esperarían, sino que la persona misma no es capaz de aceptarse tal cual y como es y que debe ser conforme al modelo predicho.
Uno de los planteamientos que el autor sugiere es aprender a amarnos y apreciarnos nosotros mismos. Algunas personas encuentran dificultades para hablar de su amor por sí mismos, ya que encuentran egocéntrica esta actitud. Sin embargo, aparece como una realidad que si la persona no se ama sanamente a sí misma no permitirá que los otros la amen y le muesten cariño. No se puede dar a los otros lo que la persona misma no posee: no se puede ver valor en sí mismo, ni se puede creerle a otros cuando expresa que la persona vale. "Amarnos no implica sentirnos el centro del mundo, sino aceptarnos y respetarnos con nuestras imperfecciones...No podemos ser capaces de cuidar a otros si no sabemos cuidar de nosotros mismos".
Buscaglia, comenta que no podemos vivir aislados. Es necesario convivir con nuestros semejantes y aceptarlos como sin en una relación Yo-TU. Sólo es posible empatizar y comprender a fondo su propio ser. De aquí, dice el autor, la importancia de reflexionar un poco sobre ciertas premisas del amor:

No se puede dar lo que no se posee
Para dar amor hay que TENER amor.

No se puede enseñar lo que no se entiende,
Para enseñar el amor hay que COMPRENDER el amor.

No se pude saber lo que no se estudia.
Para estudiar el amor es necesario VIVIR en el amor.

No se puede apreciar lo que no se reconoce.
Para reconocer el amor es necesario estar RECEPTIVO al amor.

No se puede dudar de aquello en o que uno desea confiar.
Para confiar en el amor es necesario estar convencido del amor.

No se pude admitir aquello ante lo que uno no se rinde.
Para rendirse al amor es necesario ser VULNERABLE al amor.

Otra barrea al amor sería el miedo. Amar conlleva siempre riesgos. Si el miedo siempre vence, el precio es vivir sin amor. El amor demanda valor, ya que siempre implica un riesgo."


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena sus orientaciones, es experta en ello.
Rosita

Yamila Yaquino Ouviña dijo...

Muchas gracias Rosita por tu comentario.

Yamila

Natalia dijo...

Hola Yamila! Soy nueva en este mundo del Blog, y encontre el tuyo. me parece precioso, ademas de que Estoy haciendo mi tesis para recibirme de Licenciada en Psicologia, asi que las cosas que escribis me resultan interesantes, utiles y bellisimas!
Soy de Argentina y desde ya te sigo!
Te mando un beso enorme!
Naty

Yamila Yaquino Ouviña dijo...

Hola Natalia;

Me alegra que te guste el blog, desde ya compatriota ya que soy argentina, te envío un fuerte abrazo y ánimo con tus estudios, realmente esta profesión u oficio, como algunos le dicen, es de una belleza inmensa.

Ana Rita dijo...

Un post enriquecedor en todos los sentidos. Si me lo permites, lo comparto en Facebook. Como otros textos tuyos que me parecen maravillosos porque abordan, de forma sencilla de entender, los aspectos más básicos que nos mueven y revolucionan el alma.
Un abrazo enorme!